Método para alcanzar objetivos

enero 15, 2015

¿Alcanzar objetivos? Ya sé que estamos hartos de objetivos, planificaciones y demás. . .pero te diré algo, he constatado a lo largo de mi vida (tanto personal como profesional) que planificar me ahorra tiempo, esfuerzo, dinero y me aporta claridad, visión y confianza por mencionar algunas.

Y aunque hay ciertas fechas que son propicias, por no decir casi marcadas a fuego, en las que se hace más hincapié. . .año nuevo, septiembre. . .al empezar una década, normalmente al finalizar una etapa y comenzar una nueva, así “empezamos con buen pie”, lo cierto es que cualquier momento es bueno para hacerlo y poder saber qué quieres y trazar una ruta. En mi caso, cuando me he trabajado lo que quería conseguir, lo he podido creer posible, lo he probado, he planificado y he conseguido un montón de ellos, en contra de ideas, deseos y anhelos que nunca ocurrieron.

La pregunta del millón y que recorre también muchas de las publicaciones de estas fechas que he mencionado es: ¿Por qué solo se quedan en un propósito? ¿Por qué no lo conseguimos? ¿Por qué pensamos: bueno, otro año será. . .?

Leí un artículo de Angel Alegre de Vivir al máximo, en el que comentaba otro post de Scott Adams. Donde hablaba de sistemas en lugar de objetivos. De ese modo nos centramos en el proceso de conseguirlos y no en la meta en sí. La verdad es que es cierto que los objetivos a veces parecen a largo plazo y por tanto los vemos lejanos, incluso a veces inalcanzables o difíciles de conseguir.

¿Cómo vamos a llegar si lo vemos así al principio? Es de cajón. . .

Entonces. . . ¿qué diferencia hay entre marcarse objetivos y crear sistemas? Pues en el concepto. La idea es que consigas lo que te propongas.

Desde mi punto de vista hay una parte psicológica importante. Parece que cuando tenemos un objetivo, además de verlo a más largo plazo, hay que trabajar en él, planificar, pensar, organizar, decidir, dividirlo en objetivos más pequeños, no perder el enfoque ni la motivación. . .vamos que casi ya estamos agotadas antes de empezar, ilusionadas, pero también pensando que nos queda un duro trabajo por delante.

La ventaja de los sistemas es que es fácil de implementar, necesitas adquirir un nuevo hábito que te ayude con constancia a llegar donde tú quieres. Y ya sabes que los hábitos son la fórmula casi mágica para ello.

Vamos a poner un ejemplo, si quieres correr la maratón de Tokyo es un objetivo, y puede que lo veas poco factible si no puedes correr largas distancias y lo dejes antes de estar preparado, pero si te lo planteas como sistema, el correr todos los días una hora durante un par de meses y luego aumentas cuando ya tengas el hábito, puede ser que llegues a coger fondo y en unos meses estés más preparado que solo pensando en el objetivo final. Para mi ese es un buen método para alcanzar objetivos.

Yo soy partidario de tener una visión a más largo plazo, pero solo por el hecho de tener una imagen, una foto de donde quiero estar, no para que sea algo estático e inamovible, así que soy muy flexible y me ocupo del día a día, que al fin y al cabo es lo que me ayuda a conseguirlo.

Hay mucho de probabilidades en el sistema, es mucho más probable que consigas escribir un libro si te centras en escribir unas 10 páginas todos los días, que si te vas mirando la página, con unas 200 por delante y agobiándote por pasar el tiempo y seguir igual.

Además de la parte psicológica, hay una parte sumamente práctica. Los hábitos los hacemos de forma casi automática, no tenemos que estar decidiendo constantemente, lo hacemos y punto, así que te aseguras de no encontrar tantos “quizás mañana” por el camino. Se trata simplemente de relacionar los sistemas necesarios para conseguir tu objetivo, pero no muchos, sino estaremos igual, intenta dividirlo en aéreas.

Se trata de marcarte los objetivos que quieras trabajar, alguno personal y alguno profesional y haz una lista de los sistemas que te puedan ayudar a conseguirlos. No te agobies, con tal puedas empezar a implementar alguno y veas que te funciona, podrás seguir. La única forma es probar, porque no a todos nos funcionan de la misma manera, así que te animo a que lo pruebes y me cuentes qué tal te va o a lo mejor conoces otro modo de hacerlo. . .cuéntamelo en los comentarios, me encantará leerte.

Related Posts

Descodificación y Curación Emocional
Empatia
Nuevas Charlas

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *