Silencio,Desapego y Gratitud (2)

noviembre 09, 2016

¿Qué estrategias usó el gran coach josepe García? Dice, primero 15 minutos de respiración consciente por la mañana y por la noche. Segundo un proceso diario de 15 minutos de remodelación de mandatos familiares. Avisó que le daba una pereza enorme hacer inmersiones en el pasado, pero también sabe que es una barrera que pone la mente y el ego para no enfrentarse al miedo.Y por último, la herramienta definitiva: la gratitud. Decidió poner el foco en lo bueno, en lo que tiene, en lo que “soy afortunado y en lo que me iba rodeando cada momento y que me hacía tomar conciencia de que realmente tenemos cosas maravillosas alrededor .Estas 3 vías fueron mis compañeros de viaje para contrarrestar el diálogo tóxico cotidiano en el que me veía sumido.Como “ a todo lo que te resistes, persiste”, yo conseguí hacerla aún más complicada por entrar en combate, en vez de aceptar y perdonar para que el proceso fuera armónico. De todo se aprende”.

“Cuando encontraba momentos de silencio real para mi, también afloraba la claridad. Porque desde mi punto de vista es literalmente imposible la claridad sin silencio. Y en una sociedad donde el silencio está proscrito y donde se nos entrena sistemáticamente a estar rodeados de ruido y de que ese estado sea el normal, ¿Cómo vamos a tener claridad?

“Otra gran barrera que detecté fue que una vez más (qué fácil es bajar la guardia y recaer: eso quiere decir que no se ha convertido en hábito) me vi esclavo de mis apegos. Y no solo a las cosas o personas que me rodean en mi día a día cotidiano, sino a mis planes y expectativas. Descubrí mi falta de confianza y necesidad de control hacia el futuro, y de como me fastidia muchas veces que las cosas no salgan como yo quiero, sin querer ni saber que pueden estar dentro de un plan superior que se me escapa y que posiblemente sea mejor para mi. Pero la soberbia… Ay la soberbia…. Y percibí que muchos de mis miedos al futuro venían de que las cosas no sucedieran como yo quería, de que tuviera que salir de mi área de confort (que recordemos no tiene nada que ver con el área de plenitud)”.

¿Cómo empecé a resolverlo?
1.Diciéndome que la vida era digna de confianza, que yo no tenía porqué saber ni mucho menos qué era bueno o no bueno para mi si mi consejero era el miedo.
2.Y volviéndome a centrar en la gratitud, intentándome dejar fluir en el día a día. (que tampoco fue fácil, pero paso a paso…)
¿Con qué he vuelto a casa?
He vuelto a casa con:
•Dudas resueltas
•Más claridad
•Mucha, pero que mucha más gratitud
•Más comprensión y compasión
•Más aceptación de quien soy
•Más alegría
•Más serenidad

Una gran frase me viene a la memoria, y que yo uso a menudo al igual que josepe.Lo que hago o como me siento, ¿sucede desde el amor o desde el miedo?
Honrando mucho más el silencio, el desapego y por lo tanto la confianza y la gratitud.Los aprendizajes son para eso; para ser compartidos.

Related Posts

No Culpes a los Demás
En Sintonía
Senegal

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *